Nota de prensa: “NO” A LAS MACROPLANTAS FOTOVOLTAICAS: MÁS DE 2.000 FIRMAS CONTRA EL EXPOLIO DEL CAMPO DE MÉNTRIDA Y LA COMARCA DE TORRIJOS

14 Jun

Salvemos los Campos ha culminado las actividades de concienciación y movilización ciudadanas mediante la presentación de más de 2.000 firmas al Consistorio de Méntrida y la Junta de Castilla-La Mancha contra los proyectos de macroplantas fotovoltaicas que suponen alfombrar con placas buena parte de la Comarca.

Miembros de Salvemos los Campos el pasado 3 de abril, tras la celebración de la asamblea anual en Méntrida (Toledo) – Salvemos los Campos

Sigue creciendo el rechazo popular a los planes de las empresas Viridi, Prodiel y Solaria a sus proyectos de macroplantas fotovoltaicas en Méntrida, La Torre de Esteban Hambrán y otros municipios de la Comarca de Torrijos, al Norte de Toledo. En concreto, la entrega de 2.014 firmas respalda la petición de la Asociación a que se establezca una moratoria de licencias de macroplantas solares en Méntrida, municipio donde se plantean proyectos en más de 2.200 hectáreas, el 27% de su territorio.

Mapa de los proyectos de plantas fotovoltaicas en el Noroeste de la provincia de Toledo publicados hasta la fecha en el BOE. Puede observarse la enorme proporción del territorio de los municipios afectados – Salvemos los Campos

La entrega ha tenido dos destinatarios. Por una parte, el Alcalde de Méntrida, Alfonso Arriero, se le pide que se apruebe cuanto antes el desarrollo de un Plan de Ordenación Municipal (POM), herramienta urbanística de la que el municipio carece, que tan solo cuenta con unas Normas Subsidiarias de 1985. El desarrollo del POM daría la cobertura legal para la suspensión temporal de licencias hasta que se tenga mayor seguridad jurídica sobre los usos permitidos del suelo rústico. Es la decisión que se ha tomado en muchos municipios españoles con el mismo problema, como Sabiñánigo, Yecla o Jaca.

La petición con las firmas también se ha entregado al Consejero de Desarrollo Sostenible de la Junta de Castilla-La Mancha, José Luis Escudero, a quien se le pide que ordene el proceso del despliegue de renovables mediante el desarrollo de todos los instrumentos necesarios desde el punto de vista medioambiental y urbanístico para fomentar un modelo distribuido que respete el campo y sus vecinos, que apruebe urgentemente la Ley del Paisaje de Castilla-La Mancha (en trámite desde 2020, nada menos), y que defienda la DO Méntrida y el cultivo de la vid (como han hecho otras CCAA), seña de identidad de la zona.

Aunque estos macroproyectos son competencia del Ministerio de Transición Ecológica, las CCAA tienen mucho que decir en el trámite de Declaración de Impacto Ambiental por sus competencias en la materia.

SLC culmina así más de un año de actividades reivindicativas en torno a la preservación del entorno natural de la Comarca, que han incluido entre otras charlas informativas, materiales divulgativos, la convocatoria de la primera manifestación en la Comunidad de Castilla-La Mancha contra las macroplantas fotovoltaicas, diversas reuniones con la Administración o esta recogida de firmas. La Asociación recuerda que la oposición social es un factor relevante para el Ministerio a la hora de evaluar estos proyectos.

Manifestación en Méntrida contra las macroplantas fotovoltaicas, el 4 de julio de 2021 – Salvemos los Campos

Asimismo, la Asociación ha presentado alegaciones a los macroproyectos de la zona, en todos los casos por contar con unos Estudios de Impacto Ambiental deficientes en los que los promotores esconden los impactos acumulativos con proyectos colindantes o la presencia de aves en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el milano real o el sisón común. Recientemente, la plataforma ha encontrado indicios de ataques a estas aves, lo que se ha puesto en conocimiento de las autoridades.

Salvemos los Campos defiende como mayor virtud de la energía solar el autoconsumo y los parques de pequeño tamaño siguiendo un modelo distribuido, y no la masificación de megaparques concentrados en zonas cercanas a Madrid, por su negativa afección medioambiental, social y económica, y por ser proyectos que representan una transición energética injusta con el territorio y sus pobladores.

Campos de Méntrida – Salvemos los Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.